viernes, 20 de octubre de 2017

Señoritas de época

Compramos en un mercadillo estos cuadritos, atraídas por las damiselas de época que protagonizan sus láminas. Y también por la simpática manera en que venían dispuestos para ser colgados. Aunque ni los marcos, ni esa tela de flores, casaba mucho mucho con nuestro sentido estético. Pero eso era lo de menos...


Desmontamos los "floripondios" y protegimos con cinta de carrocero los cristales para pintar. Primero, una mano de imprimación...


..., y dos de color blanco roto a la tiza


Como nos había parecido original la forma inicial de prender las ilustraciones, buscamos un soporte que, a nuestro juicio, casara mejor con el nuevo look de las mismas. Va a ser verdad esa frase que dice que, del cerdo se aprovechan hasta los andares... ¡Pues nosotras hasta su envoltorio! Esta bolsa de arpillera, ya deshecha, y que guardábamos para un "por si", resultó tener la anchura y la longitud que buscábamos.


Intentamos quitar el máximo de la parte impresa, y cortamos a la medida oportuna en dos partes iguales.


Lo poco que quedó de las letras, hicimos que coincidiera en la parte trasera de uno de los cuadros, siempre hacia adentro para ocultarlas. Grapamos estratégicamente...


Con las asas de la bolsa en cuestión, compusimos dos remates...


... que cosimos en la parte superior de nuestro invento. Además añadimos una pequeña argolla que servirá para colgarlo.


Y he aquí nuestra propia versión de la feliz compra. 





¿Os gusta el sutil cambio? Lo cierto es que ahora van mucho más con nuestro estilo. A ver si a l@s lector@s del blog de Marcela Cavaglieri les parece bien la transformación. Nosotras, a disfrutar de las propuestras de este nuevo Finde Frugal.


¡Feliz fin de semana!






miércoles, 18 de octubre de 2017

Mantas para un avío...

Hace un par de noches salimos con nuestros respectivos y otra pareja de nuestro grupo de amigos; nos conocemos de muchos años y es grande la complicidad, sobre todo entre nosotras. Fuimos a un bar nuevo con buen ambiente y rica cocina, y en animada conversación estábamos cuando, de súbito, las tres echamos manos de las servilletas de papel que descansaban sobre la mesa, y comenzamos a abanicarnos como posesas... Está científicamente demostrado que las mujeres que conviven de alguna forma, se sincronizan en lo que al período se refiere. Pues nosotras podemos afirmar que, en los calores que sobrevienen en la etapa posterior, también. La servilleta era la típica de papel, incapaz de mover una gota de aire, pero las tres habíamos salido de casa con unos bolsos de noche monísimos, en los que el abanico no tenía cabida. Esos trozos de papel arrugados era lo único que teníamos a mano para sofocar el fuego que salía de nuestras entrañas. Aquí tenemos que hacer un inciso... ¿Cómo es posible que, con la energía que tiene que quemar nuestro organismo para provocar esas temperaturas, varias vece al día, encima comencemos a engordar...? Lo dejamos ahí para otro debate... A lo que íbamos, nuestras caras en esos momentos eran un poema;  rojas como tomates y brillantes de sudor. No hay maquillaje que resista ni manera de disimularlo. Y enfrente, ellos, los hombres, ajenos a nuestro infructuoso abaniqueo, con su charlita animada y sus caras limpias y perfectas como recién salidos de la ducha... ¡Qué asco, tú!

Y es debido a estas calenturas y la posterior congelación que nos entra, que de un tiempo a esta parte y, coincidiendo con los cambios de estación, necesitamos tener cerquita de la cama una manta de quita y pon... Os sonará el tema a las que estéis en nuestra misma situación; ahora me tapo, ahora me destapo, ahora saco un pie, luego saco el otro... Un ajetreo de noche en el que las mantitas se convierten en compañeras inseparables; así que, más vale tenerlas muy a mano.




Foto


Foto


Foto


Foto


Foto

Menos mal que siempre nos queda el consuelo de decorar, sea el motivo que sea que lo provoque...


lunes, 16 de octubre de 2017

Dos terrones, por favor

De un tiempo a esta parte se ha puesto de moda decir que el azúcar es un veneno... No sabemos hasta qué punto esa afirmación es cierta, pero lo que sí es verdad es que ninguna de las dos solemos endulzar nuestros desayunos con ese ingrediente. Los motivos son muy distintos entre ambas. Una lo evita por su tendencia a engordar y por sus antecedentes diabéticos. La sacarina y la miel ocupan en su despensa, y en sus muchas infusiones diarias, el lugar del azúcar. La otra ni tiene esa tendencia ni esos antecedentes, pero se cuida desde niña, y usa sirope de ágave como edulcorante. Aún así, y por si el resto de nuestras familias o posibles invitados desean dulcificar sus bebidas y alimentos (no hay nada más rico que una tostada con mantequilla y azúcar), en casa hay azucarero de rigor, más o menos vintage, más o menos retro, más o menos a nuestro gusto...











¿Qué endulzante usáis vosotr@s? ¿Incluís el azúcar en vuestra dieta?



miércoles, 11 de octubre de 2017

¿Nuestra Virgencita?

En una vivienda desocupada de la familia de una de nosotras, apareció un cuadro que llamó gratamente nuestra atención.... Nos fascinó la imagen y nos fascinó el marco. Nos lo trajimos al taller con intención de recuperarlo para el hogar de su dueña, aunque apenas necesitaba restauración porque se encontraba en muy buen estado. Nuestra sorpresa fue cuando, en nuestra búsqueda diaria de fotografías que inspiren nuestras entradas del blog, observamos que esta "Virgencita" aparecía con asiduidad y decoraba hogares de medio mundo. La Madonnina (que así se titula el cuadro original) es obra del pintor italiano Roberto Ferruzzi (1854-1934). Aunque se asocia a una representación de la Virgen María con el Niño Jesús, el autor nunca tuvo intención de pintar una obra religiosa. Así, un día Ferruzzi vio a la niña Ángela Cian, de 11 años, cuidar con tertura de su hermano Giovanni, de un año de edad y le preguntó si podía dibujar su retrato. De esta manera vio la luz esta pintura, y de esta manera, igualmente, decora con gran belleza, distintos y variados ambientes.










Foto

¿Conocías esta obra? ¿Qué os parece?

Nos despedimos hasta el próximo lunes, día 15 de octubre. Vamos a celebrar nuestro Puente de la Hispanidad, con vuestro permiso, para volver con las mismas ganas de siempre.

¡Hasta la semana que viene!


lunes, 9 de octubre de 2017

Una rosa es mucho más...

Una de nuestras niñas se fue este verano de interrail con otras dos amigas. Toda una aventura por diversas capitales europeas que las tres adolescentes emprendieron con tremenda ilusión, frente a la angustia de sus progenitores, pues era la primera vez que salían solas al extranjero. Afortunadamente todo transcurrió sin contratiempos, las niñas volvieron a casa sanas y salvas, habiendo vivido una experiencia maravillosa que nunca olvidarán. Durante el viaje, una de nosotras cumplía años, y al llegar a casa, después del trabajo, se encontró con dos rosas rojas. Inmediatamente pensó que eran de su marido, pero cual fue su sorpresa cuando, al leer la notita que traían, vio que eran de su hija... Ella tenía la pena de no poder pasar el aniversario de su madre en casa, así que las dejó encargadas en una floristería para que se las hicieran llegar ese mismo día. Aquel hermoso detalle de cariño desató la tensión acumulada por la ausencia y la preocupación, ¡y la llorera fue antológica! Pero, qué tranquila se queda una después de liberar emociones... Tan solo después pudo disfrutar, feliz y arrobada de amor maternal, de aquellas rosas divinas que, por supuesto, secamos con mimo para no perderlas jamás.




Foto


Foto


Foto


Foto



Foto

Además, nosotras para no perder la costumbre..., son un bonito y delicado detalle decorativo en cualquier hogar... ¿Habéis secado alguna vez una rosa?


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...